La estrategia de comunicación es algo elevado y diferencial que dirige toda la comunicación posterior e incluso los aspectos del desempeño de la organización.

Por ejemplo, la estrategia de comunicación de un Quant e-Sportlimousine -coche eléctrico impulsado por agua de mar-; posicionado en una gama de lujo, sería: Inspirar potencia e innovación.

La táctica crear un storyteling de la marca donde se muestre la innovación y se haga sentir la potencia.

La acción sería hacer evento mediático y muy exclusivo para presentar el coche “La potencia del mar” (que sería por ejemplo el lema de la campaña de publicidad)…, contratando efectos especiales para los invitados que vibren con la potencia del coche.

Es lógico, que además la empresa debería en lo sucesivo desarrollar su faceta de innovación y potencia en los nuevos productos, en la gestión de procesos, etc.

Se me ha ocurrido este ejemplo por chocarme usar una tecnología supuestamente ecológica para un coche de lujo limusina sport, que representa justo lo contrario. La estrategia de comunicación de esta marca no sería “Energías limpias y elegantes”, es muy elegante la marca el producto, la estética… pero coche no representa energías limpias, y sería incoherente.

Os invito a pensar en empresas de las que tengas una idea formada de su imagen: quiénes son, qué dicen que hacen, etc.; y después, identifica cuál será la estrategia que ha generado esa reputación en tu cabeza. Será fácil practicar con marcas muy notorias y comerciales.